Hagamos listas, pero de las buenas.

Las tías somos muy de las listas, eso es así. De ahí, supongo, nuestra locurita con las libretas y los bolis. El caso es que, aunque muchas veces son inútiles, hay unas cuantas listas que nos pueden alegrar la vida, y mucho.

1. Molas mucho, y lo sabes, y si no, ya te lo digo yo. Escribe todas esas características tuyas que te convierten en una tía Fabulosa. Porque eres buena amiga, buena madre; porque hoy te has zampado una napolitana de chocolate y un café con sacarina; porque has aprendido a decir BASTA o estás en ello; porque hoy POR FIN, el eyeliner del ojo izquierdo te ha quedado CASI igual que el del derecho.

Te cuento el resto en mi blog hermano, Weloversize.

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo con otras majaras!



Hagamos listas, pero de las buenas.

9 ocasiones en las que TODAS mentimos.

Hagamos listas, pero de las buenas.

Siete Empotradores Clásicos (o Classic Empotrators) que no te puedes perder

Newer post

Hay 2 comentarios

Publicar un comentario