Skip to main content
Humor

Carta a un Papanatas.

Carta a un Papanatas.

lasclavesdesol

Hola amigas (y amigos, que luego os quejáis). Antes de comenzar con lo que viene siendo el post en sí, voy a hacer varias aclaraciones:

  1. Chicos, lo que aquí voy a escribir no es aplicable a TODOS los hombres, lo tenemos clarísimo (al menos yo).
  2. No es mi historia, es la de una amiga que merece toda nuestra solidaridad. Yo después de ESTO ya tuve suficiente.
  3. Mi objetivo ideal sería que este atontao de la vida no echara un polvo en los próximos cinco años y, lo más importante, que no mareara a ninguna más en lo que le queda de vida.
  4. El hecho de que situaciones como las que voy a describir sean comunes, no quiere decir que sean NORMALES. No le quitemos la importancia que realmente tiene.
  5. Chicas (y chicos), si detectáis alguna de las características que voy a describir a continuación en vuestro nuevo ligue, SALID POR PATAS.
run

Dicho esto…

Querido Oye, Papanatas:

Sí tú, el que va de hombretón, ese que es jefe de prensa no sé dónde y que toca la batería (bastante mal, por cierto) en un grupo. Sí  tú, el moreno de pelo rizado, el que está bastante bueno a sus cuarenta y tres palos.

Esta carta es PARA TI.

you

Conociste a mi amiga hará unos cuatro meses que parecen cuatro años a juzgar por las gilipolleces que te ha dado tiempo a hacer. Desde el principio me oliste a chamusquina. Me parece fan-tás-ti-co que seas un tío muy ocupado, más que nadie de este país, lo que no me parece bien es que quedes, desquedes, pospongas, anules citas compulsivamente. Mi amiga también está muy ocupada y no se dedica a marearte.

Mi amiga, quizás la recuerdes, es una tía inteligente, con su propio negocio, que le va de coña y la lleva de culo, y con una casa recién comprada. Con este panorama te imaginarás que no tiene muchas ganas de perder el tiempo.

no

Ella, que no tiene un pelo de tonta, te comentó varias veces que si no tenías interés en esta historia, le parecía estupendo. Cada uno por su lado, aquí paz y después gloria, tú a Boston y yo a California. Pero tú querías esa relación, a ti ella te gustaba mucho, por eso prometías, jurabas y, durante la semana siguiente a la conversación le echabas unos polvos siderales.

Recuerdo como si fuera ayer tu viaje a no sé qué país africano. Desde allí le mandabas unos mensajes que no dejaban lugar a dudas: te morías por sus huesitos. Querías viajar con ella, la echabas de menos. Aquello era un no parar de frases amorosas. Parece que África te inspiró (la lástima fue que no TE ASPIRÓ). Al regresar, aquello se calmó y tu amor desmedido pareció desvanecerse. Claro, por  culpa de tu curro, tu estrés, tu vida trepidante (como ninguna otra que yo conozca). A pesar de que el Akelarre de Amigas Consejeras (A.A.C) le recomendamos que simplemente pasara de tu culo, ella, que es muy educada, volvió a preguntarte si querías o no querías. “SÍ QUIERO”, contestaste tú.

yes

Y otra semana de venga a follar.

Podría llenar cien páginas contando exactamente lo mismo: ella sin poder creerse que tuvieras tanta jeta, tú teníendola; tú quedando para cenar, luego anulando; ella sin poder creerse que tuvieras tanta jeta, tú teniéndola; tú quedando para pasar la noche juntos, luego desquedando y así una y otra, y una y otra…

Ella te dijo que adiós hace mes y algo, porque pasaba de este rollo y, durante un tiempo, no os visteis. Pero atacaste de nuevo, como el cazador que eres, que hasta que no destroza a su presa no se da por satisfecho.

Y vuelta a lo mismo: semana de amor, desaparición, promesa, desaparición, blablabla.

Hasta la semana pasada, momento en el que ya la liaste parda no, PARDÍSIMA.

wow

Os ibais a pasar el fin de semana juntos, a Cádiz concretamente. Ella despeja esos días de trabajo (¿porque ella también trabaja, ¿SABES?) y un día antes de la partida, AY COÑO QUÉ CASUALIDAD, QUÉ PUTADA, QUÉ DESASTRE, lo tienes que cancelar porque te ha surgido otro un imprevisto. Cuando me llamó, mi párpado derecho empezó a convulsionar. ¿Recuerdas a Millán de Martes y Trece? Pues algo así. Ella, que es bastante mejor persona que yo, se apenó pero “bueno, qué se le va a hacer. Está muy liado”. Yo que la oigo y la cabeza me empieza a dar vueltas. PERO ME CALLO. Me sangra la lengua de mordérmela, pero yo ni mú.

Hice bien porque tú te encargaste del resto: desapareciste, no contestaste los mensajes, se te tragó la tierra.

Por fin, mi amiga se rindió a la evidencia: ERES UN PUTO SINVERGÜENZA.

asshole

En el chat de las A.A.C. ya te hemos podido poner tan verde como te mereces. Imagino que tienes una autoestima tan baja que necesitas torturar a los demás para sentirte bien. Esto, lejos de excusarte, te convierte en: un narcisista, un verdadero cabronazo,  un mentiroso, un egocéntrico inmoral, un papanatas.

Solo me queda decirte que espero que la vida te devuelva la misma cantidad mierda que vas repartiendo.

Atentamente,

Sol

(Portavoz del A.A.C)

 finger

Comments (49)

Los comentarios están cerrados.