El ataque de las Madres Perfectas.

 gisele

No me van los abanderamientos políticos, ni los ideológicos, ni los Maternofiliales, el último grito en lo que a tendencias se refiere. Esos que defienden las Madres Perfectas que antes solo veíamos en las revistas y que ahora ya existen en la vida ¿real?.

El ataque de las Madres Perfectas.

Los niños de la Ambrosio

llorando

Una niña NORMAL.

Parece que enajenadas inspiradas por esas mujeres llenas de calma, paz y luz interior que salen en Instagram haciendo yoga con sus hijos de dos años (inaudito), que van de tiendas con sus seis hijos en volandas (y sus seis niñeras ocultas de los paparazzi), que jamás entran en cólera y no tienen ni asomo de ojeras (ni hablemos de celulitis), muchas algunas han decidido adoptar todas las costumbres de esto que algunos denominan la “Maternidad New Age”: lactancia materna hasta que el niño es mayor, dormir todos en la misma cama, comida orgánica SIEMPRE, nuevos métodos educativos, JAMÁS pierden los nervios y el niño es el centro del Universo, entre muchas otras cosas. Ah, y SIEMPRE llevan a los niños en brazos y van niqueladas. Oye, PUES PERFECTO.

Miranda-Kerr-330x350

La Kerr por las mañanas

Guay.

Estupendo.

Fabuloso.

Yo, PUES NO.

No en general a ningún movimiento, moda, creencia generalizada. No a los centros del Universo en general.

Las revistas, las redes, la tele, te las muestran y no puedes evitar pensar que algo de Mierdimadre eres cuando esas tías hacen 100.000 cosas y todas con buena cara. Todo en su vida es organizado, zen y risueño.

gisele-bebe-yoga--644x362

El hijo de la Bündchen.

Ellas cuentan, perfectamente maquilladas y peinadas, que sus mejores momentos son los fines de semana porque se relajan rodeadas de su preciosa familia. Esos mismos fines de semana en los que a ti te despiertan a las 6 de la mañana y quieres vomitar de cansancio, mudarte de casa y mandarles a todos a tomar por el jander.

chino

Tus hijos, super zen.

Porque eres humana, COJONES.

Porque tienes un límite y lo rebasaste hace MUCHO.

dedo

Solo quieres que llegue el lunes para, al menos, poder echarte una siesta sobre el teclado del ordenador. Bueno, pues para ellas ESO ES LO MÁS. O no, quién sabe. Quizás sus hijos son tan organizados, zen y risueños como ellas. O igual todo es mentira. Ok, decido no volver a verlas, leerlas, ni NADA. Me jode incluso que me ofenda, PERO ME OFENDE. No puedo evitar leer entre líneas “Pero nena, ¿dónde vas con esos pelos?”.

cansada

A la mierda, pues.

Una vez solucionado el tema de las Madres Celebrity,  cuando ya has decidido que no piensas ver lo que supuestamente hacen las Patakys, Bündchens y Ambrosios del mundo, llegan Las Madres del Chat. Sí, de esto ya hemos hablado. UN COÑAZO SUPINO. También decides ignorarlas pero te resistes a salirte del grupo, más que nada por si alguno de los hijos de las Perfectas le suelta algo al tuyo, que es hijo de una Madre Humana (especie en extinción). Pero es que ante tu “mira, yo es que no me da la vida, no voy a hacer pasteles, decidme cuánto es y yo lo pongo”, aparecen comentarios tales como: “me levanté del ordenador a las 3 de la mañana pero voy a preparar una tarta de tres chocolates para el mercadillo”.

Mira guapa, VETE A LA MIERDA.

fuck

Si quieres hacerlo, lo haces, pero no lo proclamas justo detrás de mi comentario, tía prepotente. Aish qué capacidad de contención la mía, con lo a gusto que habría puesto “Por mí te puedes meter la tarta por el c**o”.

Luego están las Miradas Malditas (o M.M.). Esas que te echan las otras madres, los profes o tu propia madre (sí, esa que te soltaba una hostia a la primera de cambio y ahora te dice que no tienes paciencia) cuando haces comentarios tales como “qué ganas tengo de quedarme un finde sola”, “qué pesadilla” o “esto no hay quién lo aguante”. Sí, lo pienso Y LO DIGO, como algunas, que serían MUCHAS si no se sintieran juzgadas. Porque encima de lo duro que es esto (y no pienso añadir el “y maravilloso” para endulzarlo) tenemos que callarnos por mandato de la nueva religión de las Madres Perfectas. Joder, al menos dejadnos que nos desahoguemos, que de todos es sabido que las tías necesitamos rajar, gritar, cagarnos en todo, para quedarnos relajaditas, QUE FALTA NOS HACE.

fuck2

Y no sigo, que me caliento y me abandero sin quererlo. Apostaré por Gandhi y resistiré pacíficamente el ataque de las Madres Perfectas.

DE MOMENTO.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo con otras majaras!



El ataque de las Madres Perfectas.

Increíble pero cierto: hay gays calientabragas.

El ataque de las Madres Perfectas.

Te bloquean y te desbloquean: el mareo cibernético

Newer post

Hay 29 comentarios

  1. paveliuri

    Me ha encantado lo de los fines de semana. Mi VERDADERA semana de vacaciones del año pasado fue la que me quedé sola en casa (porque tenía que trabajar) y mi marido se fue fuera con los niños. MA.RA.VI.LLO.SO. Y no, no me siento culpable (aunque me miren mal).

  2. cloe

    Despues de leerte me he sentido menos sola en mi agotamiento fisico y psicologico (agotada de la incomprension). Gracias!

    1. lasclavesdesol

      Te falta la cocinera, el chófer, la secretaria, el maquillador, el peluquero, el personal shopper… Y oye, que me parece fantástico pero que no nos lo planten como si eso fuera la tónica general y nosotras unas atontadas que no se saben organizar. Besis

  3. Caty

    Hola Sol!!!
    Yo no puedo tener hijos, pero sí tengo un sobrina de la que me ocupo todos los miércoles. Y si de algo me he dado cuenta es que la mayoría de las madres del colegio donde va mi sobrina están en completa competencía. Incluida mi cuñada. Vamos puro postureo para ver quien presume más de hijos listos y de supermamás. Así que leerte me gusta porque al fin he dado con una mujer que dice las cosas como son . Ánimo que los 20 primeros años son los peores.

  4. Anonimilla

    Y todo eso en tacones, porque todas sabemos que pasar la mañana andando sin parar, de compras en tacón de aguja llevando 30 kilos de niño encima es lo más relajante del mundo.

  5. Mel

    Jajajajajaja muy guay, totalmente cierto, yo también las odio a todas, pero nunca dejo de mirar sus instagrames para regocijarme en la mierrrrrrrr…

    1. lasclavesdesol

      Tú molas mucho. Confieso que yo a veces también retozo en esas imágenes etéreas mientras yo llevo unas raíces que no son normales y unas ojeras de panda muy guays

  6. Raquel Venancio

    Soy FAN con muchas mayúsculas.
    Imagino que esas madres de chat son las que cuando no tienen hijos aparecen estupendas a las 8 de la mañana jurando que se acostaron a las 3 de la mañana trabajando. Después de ir al gym. Y hacerse un tupper de comida glorioso. E ir a clase de mandalas y de costura.
    Empiezan ahí, y luego son madres. Y pasa lo que pasa.

    1. lasclavesdesol

      Pues algunas sí pero creo que otras eran normales y algo les pasa que mutan….

  7. Nessauri

    Pues yo más q no soportar a las celebrities de turno, no soporto a las mamis de a pie q van de eso, de mamis perfectas en plan celebrity. Para potar, vamos!
    Q paciencia y contención hay q tener q, además de los hijos, eso tb agota y mucho.

  8. Lorena

    Fantástico.
    Te leo con unas canas de varios centimetros, una barriga post parto que mete miedo al pánico y con los 2 pies encima de una silla de la cocina (uno de ellos vendado por una fisura), mientras con la mano libre le doy al carricoche patras y palante, haciendo kilómetros por las 4 baldosas de mi casa a ver si con un poco de suerte mi hija se duerme.
    Todas somos fabulosas y perfectas.

  9. Cris

    Genial, como siempre. Hace tiempo que la que mira con la ceja levantada y sonrisa de “no te creo nada de lo que dices” soy yo cuando me encuentro un comentario de madre perfecta a mi última queja, grito, desahogo o taco. No son creíbles, ya verás, escarba un poco en su vida y te encuentras de tó! jajaja

  10. Sonia

    Eahhhh!!! Me declaro enganchada oficialmente a tus letras!!
    Que arte!!!?
    Una mujer, madre, y lover de todo lo q mole, empotradores incluidos!!??

  11. Arantza

    Mentira todo y cochina, vaya.. Son las mismas tipas que antes de reproducirse presumen de pareja perfecta en el facebook o en la cafetería (mil fotos moñas y te quieros públicos y bien aireados…y de repente un día te enteras que se separan o les han puesto los cuernos…igual que a todo el quisqui..). Como buena castellana me remito al refrán: Dime de lo que presumes…y te diré de lo que careces!!

  12. Helen

    Hace pocos dias q te leo, pero sí, me he enganchado!!!
    Tendriamos que hacer una quedada todas las q nos sentimos identificadas….aunq no se si habrá ciudad,pueblo o explanada para q quepamos todas…jajajaja
    Me encanta! Y me relaja leerte!!
    Gracias!

  13. Alexiamat

    Me a venido de perlas guapi tu escrito, ya que este fin de semana en mitad de un restaurante intentando pedir a la cama tela con mi hijo gritando bla bla bla bla bla , y tras pedirle repetidas veces que parará que me molestaba mucho……, explote y le di 3 conquis, Dios!a día de hoy aún me sentía la peor madre del mundo y me preguntaba como había podido hacer eso, aún lloraba pensándolo, pero gracias a tu escrito veo que es humano hacerlo y hasta me lo he podido tomar con un poco de humor, mi mejor psicologa sin duda lo eres tu jajajajaja gracias, sigue así me encantad

  14. cristina

    La verdad es que pocos (por no decir ninguno) motivos racionales quedan para tener hijos….. menos mal que las ganas y el instinto salen de otro lado que sino se extinguía la humanidad. ¿Y lo bueno? ¿Por qué no se habla de lo bueno también? ¿O no lo hay..?
    (No tengo hijos, ni los quiero, con un perro me sobra (aunque suene políticamente incorrecto y muchas se lleven manos a la cabeza))

    Saludos.

  15. Laura

    No te imaginas lo bien que me ha venido leerte después del finde agotador, estresante y desquiciante que me han regalado mis hijos.
    Me siento tan identificada.
    Supongo que seré mala madre. Pero sabes que? Me da igual! Necesito tener tiempo para mi y estar sola. Es una cuestión de supervivencia. Eso no significa que no quiera a mis hijos pero es que también me quiero a mi misma. Y hay veces que siento que voy a petar.

    Me gusta mucho leerte. Te he descubierto hace poco y me encantas.

    Gracias.

Los comentarios están cerrados.