La infidelidad: ¿hijoputez o cobardía?

Llevo unos días con ganas de escribir sobre el tema de la infidelidad. Sí, ya lo hice, dos veces, pero quería hacerlo otra vez. Qué pasa. Y, buceando por la red, encuentro este artículo y su título me llama mucho la atención.

TENDENCIAS DEL ADULTERIO EN ESPAÑA

Un estudio concluye que el 30% de la población es infiel

Lo de “tendencias” es, cuanto menos, gracioso. Me recuerda a las modas, a lo que se lleva, a lo que está en voga. Lo del 30% me sorprende. Yo juraría que se les han escapado unos cuantos infieles porque, al menos en mi entorno, la infidelidad ronda el 75%, así a bote pronto.

Yo sigo leyendo, a ver qué descubro. Resulta que el 83% de los encuestados creen que es posible ser fiel durante toda la vida. O sea, por poder, puedes ser fiel, PERO NO TE DA LA GANA. Pues me parece coherente, la verdad. A mí estas cosas de “no he podido remediarlo”, “no lo eliges tú” o “aquello era inevitable” me tocan las narices sobremanera. El humano se distingue de los animales por su raciocinio, o eso me contaron las monjitas de mi cole.

Nos informa una psicóloga de que, por un lado, la mayoría de la población cree en el “amor romántico” ese de “contigo pan y cebolla” y “hasta que la muerte nos separe”, pero que, por otro, ahora vivimos muchos años, o sea, que la muerte como que tarda un poquito demasiado en llegar y, mientras tanto, te has cansado del que tienes al lado. PUES NORMAL. Cuando solo vivían cincuenta añitos debían pensar “Pa lo que me queda, mejor no cambio”. Yo juraría, llámame desconfiada, que esta evolución hacia los cambios de pareja sucesivos, los cuernos sucesivos y el follaje sucesivo, se ha dado sobre todo en las mujeres. De toda la vida, los tíos infieles eran unos machotes y las tías infieles unas pedazo de putas, así que, por muchas ganas que tuvieran, no perreaban con otro que no fuera su pareja. Con el tiempo, no solo vivimos más, sino que quizás algunas se pasen por el forro lo que piensa el resto y le dan rienda suelta a sus furores uterinos.

No sé, digo yo.

Aún así, parece que estamos lejos de la igualdad, también en esto. Los hombres se confiesan infieles en un 29% frente a un 18% de las mujeres (insisto, o la población adúltera se acumula a mi alrededor o hay gente que miente más que habla). Algunas teorías mantienen que esto no es tan así, que las chicas ponen los cuernacos igual que los chicos, pero que nosotras somos más discretas. No vamos cacareando por ahí a cuantos nos hemos tirado. Hay que ver, qué listas somos…

Y ahora llega mi parte favorita. Es a partir de los cinco años de relación cuando suelen comenzar las infidelidades, por aquello de la rutina. Y digo yo… si a los cinco años te aburre tu pareja, ¿por qué coño sigues con ella? No quiero ni imaginarme lo que te pasará al cabo de diez o de veinte. Pero, oye, que ahí sigue la gente, muerta de hastío y cepillándose hasta al apuntador. Qué martirio, madre del amor hermoso. Y, ojo, que no lo digo desde el punto de vista del cornudo, sino del adúltero. Esto no hace más que apoyar mi teoría de que cometemos el ENORME error de considerar las relaciones breves como un fracaso y, claro, antes muerto que fracasado. Yo tengo una relación supermaravillosa de la muerte, veinte años juntos, qué amor, qué estabilidad, qué cosa más bonita. Y me cepillo a mi secretaria, al profe de tenis de mis hijos, a la farmacéutica y al jardinero. Pero oye, que de fracaso nada, porque mi matrimonio es largo DE COJONES.

Otra razón que aducen los infieles, aparte de que se aburren lo más grande, es que su pareja “No les hace suficiente caso”. No entraremos en lo que es “suficiente”, pero sí me encantaría saber qué tiene que ver eso con que otro te la meta o con que la metas en otra. MÍ NO COMPRENDE. Si te sientes ignorada/o, casi mejor te piras, ¿no?

Otros, en la infidelidad, buscan una experiencia diferente, que me parece maravilloso, pero si lo que te va es la variedad, has elegido el camino equivocado. Tú lo que quieres es ser soltero, pero ya es tarde. Lo de estar divorciado es la segunda opción válida. Algunos se justifican diciendo que se acuestan con otros en venganza por los cuernos que les ha puesto su pareja. NORMALÍSIMO, porque de todos es sabido que los polvos se contrarrestan, si tu marido se acuesta con tres y tú haces lo mismo, es como si él no lo hubiera hecho. Digo yo que será algo así porque si no, lo siento, pero VAYA GILIPOLLEZ TAN ENORME.

Lo de que con la infidelidad buscan reavivar la llama del amor matrimonial ya es LO MÁS GRANDE. “Es que así te das cuenta de que lo mejor lo tienes en casa”. Pero, ¿qué es lo mejor? No sé, se me ocurre que quizás es la que mejor la chupa, o el que mejor huele, o la que mejor hace los espagueti carbonara, o el que mejor juega al fútbol… Y, otra pregunta, ¿vas a tener que comparar con el resto de la humanidad para asegurarte de que tu cónyuge es lo más de lo más? Pues guapa, se te va a quedar el toto como una hamburguesa, aviso.

 

La búsqueda de autoestima y confianza en uno mismo es la última de las posibles razones para ser infiel. Porque de todos es sabido que tu valía como persona depende de cuantos estén dispuestos a darle al mambo contigo. Huy, pues entonces yo, ahora mismo, debería pegarme un tiro. Os recuerdo la defunción de mi chirri, que sigue igual, gracias por preguntar.

    

 

Y termino el artículo sin que me haya aclarado nada, para empezar porque no me creo ni los porcentajes, ni las razones para andar por ahí engañando al personal. Quizás ya es hora de darnos cuenta de que los humanos, la mayoría de las veces, obramos de una manera u otra porque nos da la gana y punto. Llámale egoísmo, cobardía, patología, qué mas da. También, creo yo, es hora de dejar de justificar nuestras conductas y las del prójimo, y tener la valentía de abandonar a la persona de la que ya no estás enamorado o a la que te está poniendo unos cuernos de metro y medio.

Seríamos todos MUCHO más felices.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo con otras majaras!



La infidelidad: ¿hijoputez o cobardía?

20 gilipolleces que me sacan de quicio

Hay 8 comentarios

  1. Ainé

    Pues yo siempre lo he llamado, lo llamo y lo llamaré (si es cuestión de etiquetar, algo que es tendencia en el ser humano) cobardía y egoísmo supremos, porque parece ser que es mucho más cómodo tener a uno/a fija, para cuando te pique el tema y ya si eso, cuando te falle el/la “desfogador/a” de turno, pues lo tienes a mano sin tener que esforzarte en buscar, hablar, conversar, conocer…uf! qué esfuerzo más supremo. Si el fijo/a se rebotan que se aguanten hombre, que para eso están, para satisfacer mis necesidades y mi imagen ante la galería… es que los sentimientos y el pensar y esforzarse demasiado no está de moda. Y después hala, a quejarse y a llorar por las esquinas, todo muy coherente, sí.

  2. Jennifer Velazco @galasjenni

    Bueno, bueno y BUENO!
    El tema me tocay no precisamente las partes bajas, 10 años de relación dos niños maravillosos y 4 meses separada,razones nunca!El musulman yo catolica y pare de contar…justificaciones tampoco, lo que si tendrían que haber es huevos! Si, me canse de abrir los ojos y aquí estoy unos meses después con reproches de muchos y de el por quitarle la felicidad familiar a mis hijos.PERDONA? KUKU soy persona siento y padezco y y quiero vivir en paz ( con una de 4 años y uno de 9 complicado jaja) y disfrutar de mi pareja como me salga del mismísimo y mis hijos serán aun más felices si yo lo soy…No perdono infidelidad y más cuando se niega lo evidente Valor es lo que se debe tener y huevos para enfrentarse a tirar del carro sola ( y con el corazon hecho arena).Yo ahora me lo tomo con humor no quiero un perchero en mi cabeza quiero un buen amante, Ojo! Y no con esto digo que buen Amante es el que se ha tirado más tías…
    Sol gracias por darme minutos de gloria junto a mi grupo de chat de amigas! Y por tu libro! Anoche la lie gorda…besos tu sigue con tu inspiración. ..si te contara yo! Jajaja.

    1. Arantza

      Tu tranquila, Jennifer. Verás como lo consigues!!. Todavía está muy reciente todo para tí, pero de todo se sale. Somos muchas las que hemos tomado una decisión valiente, como la tuya. El primer año es muy, muy duro. Pero ya verás dentro de un tiempo…vas a estar genial!!

  3. Mayte

    Totalmente de acuerdo: si te comprometes, hasta la médula, pero si te cansas de la relación, se habla, se corta, tu pareja es la primera en saberlo y a otra cosa, mariposa. Tan fácil como esto, dónde está el problema? Yo lo que creo es que hay mucho/a niño/a de guarderia con 40-50 años!!!
    Muchas gracias, Sol, por tus artículos, tan buenos y divertidos, eres genial!! :). Suerte con la resurrección de tu chirri, Jajajajajajajaja, me parto contigo!

  4. Almudena

    Hola Sol, te leo desde hace tiempo pero nunca me atrevi a escribir. Pero este articulo me viene al dedo ya q lo q te voy a contar es para mear y no echar gota. Tenia (digo tenia porque ya lo mande a freir esparragos) un ciberamigo con el q empece a tener una amistad de lo mas peculiar. De mantener un juego erotico festivo con el a pasar a ser amigos q se lo cuentan todo. Cuando todo queda claro que entre el y yo no va a ocurrir na de na mas q nada x la distancia empieza a contarme su “verdadera vida”. El esta casado y le pone los cuernos a su mujer a raudales ya que su profesion se lo ñermite porque viaja mucho. Y es que él necesita variedad. Pero que vamos que su mujer es la mejor y el la quiere muchiiiiisimo. Hace un par de semanas me cuenta q se esta viendo con otra mujer casada pero q tiene q hacer malabares para engañar a su mujer ya que las escusas se le acaban para verla los fines de semana. Yo me quedo pensando…. realmente merece la pena? Y pense en la pobre mujer y me puse en su piel y me dije no. No quiero ser complice de esto aunque no la conozco. Asi que le dije adios muy buenas porque yo no comulgo con tus actitudes. Pero flipo te lo juro.

  5. Lalala

    Por lo que yo he vivido la opción de la “búsqueda de confianza” que yo diría “reafirmación de confianza” en sí mismo (como gallito del corral que aunque tenga novia todavía atrae), unida a la gran cobardía y a la opción de tener una fija con la que lo tienes casi todo asegurado, y otras para pasar el rato y ver cosas diferentes son las opciones que intento que entren en mi cabeza para tratar de comprender por qué alguien es infiel.
    Pero tras muchos años, nunca lo entenderé. Todavía creo en el para siempre aunque llegue a los 200 años. Pero son tiempos difíciles para los soñadores.

  6. Arantza

    Una vez más de acuerdo contigo…Sol. Cuando estás bien en pareja no te suelen gustar otros u otras, aunque sepas que tu pareja no es perfecta, como cada quisqui, nosotras incluidas no lo somos, ni falta que hace… Pero hay mucha gente que lleva una doble vida por DINERO, posición social o el que dirán.. una casa en común, un negocio conjunto.., no lo hacen por sus hijos, por ejemplo,eso es una hipocresía aparte… se mantienen matrimonios coñazo-coñazo porque Si.. Yo creo que sería incapaz de llevar una doble vida..la verdad (no diremos de este agua no beberé..por si acaso, la vida da muchas vueltas..). Pero estamos todos mejor solos que mal acompañados..en mi humilde opinión..Un beso a todas..

  7. amaia

    Pues yo creo 100% que una persona puede estar encantada de la vida en su casa, con su familia y querer con locura a su pareja y a la vez tener historias paralelas. Se suele decir que estas personas son egoístas, pero yo discrepo. Creo que simplemente el amor evoluciona; nunca puede ser lo mismo la relación de dos personas cuando se conocen, los primeros años, la pasión y todo eso, que cuando ya llevan 20 años juntos. Qué problema hay en que las personas quieran volver a sentirse ilusionadas y seducidas y seductoras, y además quieran conservar el Amor que tienen con su pareja?. Para mí la diferencia entre alguien egoísta y despreciable y alguien que, a pesar de engañar es una persona decente, es lo que hace sentir a su pareja. Si esa persona está presente en su vida matrimonial, atiende las necesidades de la familia, cuida de sus hijos y su pareja es feliz, que haga lo que quiera en su “tiempo libre” no? Lo que me parece intolerable es la justificación de algunas personas con esas tonterías tipo “mi mujer no me da lo que necesito”, “busco cariño porque en casa no lo tengo”. Esa es para mí la verdadera traición: si no te gusta lo que tienes en casa, déjalo, no seas cobarde. Pero…. Si te gusta muchísimo? si no entiendes tu vida sin esa persona pero aún y todo llevas los ojos abiertos y ves otras personas que te ilusionan? Me parece un debate muy interesante este. Y me parece que juzgamos demasiado rápido a las personas que no actúan como nosotros lo haríamos.

Publicar un comentario