Skip to main content
Humor

El encoñamiento post-coito

El encoñamiento post-coito

lasclavesdesol

Hay fenómenos que llevan ahí toda la vida sin que nadie les haya puesto nombre. Uno de ellos es aquel que se produce cuando, tras acostarte con un tío, te pasas una semana pensando en él aún sabiendo que aquello fue un aquí te pillo, aquí te mato en toda regla.

Y quién dice una semana, dice un mes, o más en los casos muy graves.

Y digo tío porque esta es una dolencia que, al menos que yo sepa, afecta solamente a las mujeres.

yes

En estos casos, lo mejor es tener un ramillete de amigas que te recuerden que era solo sexo, que es normal que después de compartir esa intimidad TAN  íntima, te quedes colgadilla un rato, sobre todo si la intimidad ha consistido en una follada del quince. Porque si ya es grave quedarte enganchada a un Dios del sexo, lo de encoñarte por un follador mediocre, NI TE CUENTO.

ni te cuento

Por si no tienes claro si padeces de este mal, te enumero los síntomas:

  • Sientes por él lo mismo que por aquel novio que tuviste, con el que estuviste cinco años. Cuando digo “sientes” quiero decir “crees que sientes”.
  • Estás convencida de que ha sido el mejor polvo de tu vida, a mucha distancia del segundo mejor polvo de tu vida. (Piensa, seguro que con el último te pasó lo mismo).
  • Por ende, crees que MÁS NUNCA tendrás un sexo tan bueno. Porque es el que mejor besa, el que tiene las manos más suaves, la p**** más grande y más bonita.
  • Llevas una semana calentándoles el tarro a tus amigas con la rememoración del kiki. Basta ya. Contente un poco, por favor.
  • Aunque los demás te digan que no le conoces,  tienes claro que mientras te embestía has averiguado de él TODO lo que vale la pena.
  • Te crees cualquier cosa que te haya dicho, porque después de hacer el amor (porque eso es lo que habéis hecho. Con otras folla, a ti te ha dado amor del bueno) es imposible que te mienta.
no
  • No puedes imaginarte con otro. Ni besos, ni metidas de mano. NADA.
nothing
  • Ha sido tan cariñoso, tan amoroso, tan ÚNICO…
  • Fantaseas con planes que hacéis juntos: un cine, una cena, unas vacaciones en París, la boda en El Escorial…
  • Sabes que conectáis, desde el primer momento, como con ningún otro antes JAMÁS.

Ahora que ya sabes si sufres de Encoñamiento Post-coito, has de ponerle solución lo antes posible: aléjate de amigas que se hayan contagiado, acércate a las que sean realistas, cínicas, esas que te pegan unas hostias de realidad que te dejan nueva. Haz una lista de todos aquellos seres de los que te hayas enamorado en la primera empotrada y luego otra con los que realmente se correspondieron con la idea que te habías hecho de ellos. Diversifica, queda con otros: en la variedad está el gusto.

Y, recuerda amigui, no estás enamorada, estás encoñada.

    oprah

Comments (17)

Los comentarios están cerrados.