Skip to main content
Humor

Qué regalarle a una Madre

Qué regalarle a una Madre

 Qué regalarle a una madre

Hola a todos,

Se acerca el Día de la Madre y, como bien sabéis, yo soy una de Ellas. Con toda seguridad estáis ahora mismo comiéndoos el tarro   pensando en qué me podéis regalar.

Sí, digo “ME”. Porque esto es el Día de “LA” Madre, no de “TU” Madre, así que no entiendo porque no deberías hacerme un regalito a mí, que soy de lo más simpática y te hago reír de lo lindo cuando lees mis chorradas.

Qué regalarle a una madre

Los buenos amigos son aquellos que te facilitan la vida y es por ello que te voy a hacer unas sugerencias que te ayudarán a encontrar(me) el regalo perfecto.

POR EL AMOR DE DOS, nada de utensilios hogareños, NO LOS USO. Nada de ropa, zapatos o perfumes, que todo eso es MUY PERSONAL. Y nada de bonos regalo, demasiado impersonal.

Piensa en lo que me gusta A MÍ, no en lo que te gustaría que te regalaran a TI. Quizás te parezca tirar el dinero, pero a mí me flipan LOS MASAJES. Pensarás que una vez terminado, es algo ya no existe con lo cual es un regalo efímero e inútil. Perdona, darling, eso es ser muy egoísta. O sea, ¿me haces un regalo para que cada vez que lo mire me acuerde de ti o el tema aquí es que yo lo disfrute? PUES ESO.

Qué regalarle a una madre

Me gusta el cine, a todas horas. Puedes invitarme a ver una peli y lo agradeceré SIEMPRE. Ah, con la entrada va el pago de la canguro, OBVIO. Quién dice cine, dice teatro, concierto…

Pedicuras, manicuras y tratamientos faciales son bienvenidos.

Libros también. SIEMPRE. Me apetece leer “La chica del tren”, “El Juego de Ripper” o cualquier cosita de Elvira Lindo.

Me flipan los bolígrafos, de todos los colores. De los baratos. Pero que sean monos. Si van a juego con una libreta, ya muero de amor.

Y si ya quieres hacerme el regalo DE LA VIDA, regálame lo que más me falta.

Toma una madre cualquiera al azar, por la calle mismamente, y pregúntale qué capricho se daría hoy mismo si pudiera elegir. Sin duda te responda algo tan exuberante y escandaloso como dormir ocho horas seguidas, leer una revista del tirón o ver una peli tirada en el sofá.

Qué regalarle a una madre

Así que, amiguis, si nos queréis regalar algo que de verdad necesitemos más que respirar, REGALADNOS TIEMPO: haced de canguros, quedaos con los nenes una noche, una mañana, una tarde, llevadlos al cine o al parque y prohibidnos que aprovechemos para poner esa lavadora o para ordenar ese armario que está hecho un asco.

Firmado:

Una madre agradecida (de antemano).

Qué regalarle a una madre

 

Comments (3)

Los comentarios están cerrados.