Quien bien te quiere, te hará follar.

lasclavesdesol

Amigas, que no os sorprenda este título, POR FAVOR. No me he equivocado, PARA NADA.

Llevo días dándole vueltas al archifamoso “Quien bien te quiere, te hará llorar”, buscándole una explicación a semejante gilipollez y, lo único que se me ocurre es que alguien, en su momento, modificó la última palabra porque le parecía escandalosa, irreverente o alguna barbaridad por el estilo. La Inquisición, que tanto daño ha hecho…

Dichos como este, o como “Al que madruga, Dios le ayuda” que no hacen más que jodernos la vida, son parte de nuestra cultura, parte de ese diccionario en el que palabras como “aguantar”, expresiones como “pero me compensa” son TAN comunes como terroríficas. Menos mal que las equilibramos un poco con “No por mucho madrugar, amanece más temprano” y con el más moderno y acertadísimo “Si yo soy puta, mi coño lo disfruta”.

puta

Volvamos al tema, que tiene tela. Se supone, entonces, que si alguien te hace llorar, o sea, te engaña, te manipula, te maltrata, es porque TE QUIERE, y además, TE QUIERE BIEN. De ahí pasamos al “Aguanto por mis hijos”, “Hay que aguantar un poco”, “Es celoso pero luego me compensa”… Y según lo veo en mi pantalla se me ponen los pelos de punta.

No hay que aguantar. Nada compensa lo incompensable. Quien bien te quiere, no te hará llorar y el que madruga, se muere de sueño. No le demos más vueltas.

Este artículo bien podría ser la segunda parte de este otro, en el que hablaba de la puta culpabilidad.

Ay, chiquis, yo no sé si todo esto deriva del rollo Cristiano que, mezclado con el machismo es absolutamente LETAL. O simplemente es que llevamos tragando tantos siglos que ya confundimos conductas “normales” con conductas “comunes”. Un asco.

Que no digo yo que todo el que te quiera te vaya a empotrar, NO. (Aunque tampoco sería tan horrible). Yo lo que afirmo, es que “Quien bien te quiere, te hará follar” es mucho más razonable que lo de llorar. Que fijo que hubo un cura cualquiera que dijo “yo cambio esto, que nadie lo va a notar”. Vaya cabrón, el tío. La que ha liado.

son

Pero aquí estoy yo, siglos más tarde, repasando el refranero español y dispuesta a modificarlo en beneficio de los humanos y humanas.

Blasfema, SÍ.

Pecadora, MÁS.

Sometida, NUNCA.

giphy

Yo ya he corregido unos cuantos refranes que no aportaban nada y ahora tienen mucho más sentido: “Más vale tarde que nunca, por la parte de los cojones”, “Quién a buen rabo se arrima, buenos polvos le cobijan”, “Cada oveja con la pareja que le venga en gana”, “Mal de muchos, consuelo de hijoputas”, “A palabras necias, te mando a tomar por culo”, “Sobre gustos no hay nada escrito y así llevas las pintas que llevas”, “No me vale lo malo conocido, prefiero lo bueno por conocer”, “Haz el bien y mira a quién, que no todo el mundo lo merece”, “Lo cortés no quita lo caliente”, “Lo que no mata, te puede dar gastroenteritis”.

Y , por último, mi favorito:

“Vaya yo caliente, por favor, que alguien me empotre”.

ole

Chimpún.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo con otras majaras!



Quien bien te quiere, te hará follar.

25 gilipolleces que te alegran la vida

Quien bien te quiere, te hará follar.

Yo en chándal no salgo más.

Newer post

Hay 11 comentarios

  1. Alicia

    Venga a darle vueltas al refranero español… Pero cuánta razón tienes hija!!! Oleee
    jajajaja

  2. Paula

    Jajajajjaj!!! Hoy deberías estar en Oviedo recogiendo el premio Princesa de Asturias a la mujer con más sensatez del mundo mundial que, a priori, parece que esté al alcance de cualquiera pero eres una especie en extinción!!! ???? Y de paso, valorar de cerca al rey como posible candidato a la lista de empotradores…!!!!

    Gracias por escribir!!!!!

  3. Silvia

    Buenisimo!!!!.Me acabo de sentar después de un día intenso de niňos… Cerveza en mano y móvil para leerte.Me e reído mucho!!!!????

  4. Karol

    Y ole!!! Eres mi idola! Dani Rovira y Marian Keyes en una sola persona, cada dia comentamos mas tu blog en nuestro grupo de whatsapp, compartiendo tu sabiduria en face y al final terminamos riendonos de los resaparecidos, los que se van sin decir ni mu, y vemos que no somos unas raritas que en realidad somos unas cuantas las que pensamos lo mismo…enhorabuena por tu trabajo y gracias por compartirlo

Los comentarios están cerrados.