Skip to main content

Etiqueta: empotradores

Infinity War (o la panda de Vengadores más buenorros de la Galaxia)

Sí, vale, tengo un ligero problemilla de adicción a los superhéroes. Quedó claro por aquí. Y con “Infinity War” ya se me ha ido la pinza totalmente. Me compré entradas para el pre estreno y allá que me fui con mis pollitos, en plan friki total, superemocionados (sobre todo yo)

Están TODOS juntos, chatas, TODOS. No falta ni uno. Bueno, sí, Superman y Batman, pero ni os vais a enterar os lo prometo. Voy a enumerar, brevemente, por qué deberíais ir a ver esta película tan vengadora, tan entretenida y tan maravillosa:

1.Amigas, es materialmente  IMPOSIBLE encontrar más buenorros por centímetro cuadrado de pantalla. Los superhéroes son, también, superEmpotradores. La peli empieza con Thor y nuestro amigo Idris. Una podría pensar que eso es insuperable, PERO NO. Ahí vienen el Capitán América (con barba y melenita QUE PA QUÉ, PA QUÉ, PA QUÉ) y Chris Pratt (que no me acuerdo como se llama en la peli, qué más da). Y luego el Pantero negro, y el amigo del Capitán América que le falta un brazo y que está también tremendísimo, y Tom Hiddleston en plan Loki que te entran ganas de peinarle la melena y lo que no es la melena.

(Vale, tengo yo una debilidad por el rubio del escudo, QUÉ PASA.)

2.Ameniza también la velada Benedict Cumberbatch, como Dr. Strange. Solo por eso hay que ir al cine. Con esas manos y esa voz. Os juro por lo más sagrado que, cuando él aparecía en la pantalla, yo cerraba los ojos para escucharle mejor (como el lobo y Caperucita, o algo así).

3. Las mujeres no aparecen como débiles princesitas que esperan a ser salvadas, NO. Calzan unas hostias que alucinas. Esa Viuda Negra, zasca, zasca, zasca. Y Gamora, ay Gamora, toda verde, atizando a diestro y siniestro. Oye, que la paz en el mundo está muy bien, pero ya que los galácticos la lían parda, por lo menos que las féminas se hostien en igualdad. Lo admito, me gustan esas cosas.

4. Aparte de que la mayoría están tremendamente buenos, aparecen varios de mis actores favoritos: Robert Downey Jr., Mark Ruffalo, Paul Bettany, Peter Dinklage (sí, Tyrion Lannister también anda por el espacio liándola parda). Un gustazo.

5. La peli consigue lo que quiere: se te pasan tres horas pitando. Entretiene, hace que aplaudas cuando aparece tu superhéroe favorito para salvar el planeta, tiene unos efectos especiales del siglo XXV. Y aquí, queridas, me veo en la obligación de aclarar algo y ponerme un tanto reivindicativa en lo que al superheroísmo se refiere: en el género fantástico, como en casi todo, hay pelis buenas y malas. Que parece que solo los dramones sean dignos de buenas críticas, y las comedias y las ciencias ficciones sean cosa de segunda. Dicho esto, Infinity War como peli, en mi opinión, está bien. Mis preferidos siguen siendo los X-Men, sin embargo. Aún no sé por qué…

6. Puedes ir a verlas con tus hijos y no quieres cortarte las venas, que es lo que te pasó con Bob Esponja (que no pude ni dormirme de lo que sufrí en la butaca).

7. Están todos superbuenos. Ah, que ya lo había dicho antes. Perdón, es que me parece la más importante. Que hay que alegrarse la vista, amiguis, y con ella el espíritu y la vida en general. No infravaloremos los músculos, los superpoderes, ni la superficialidad, que la vida son cuatro días y dos estamos con gripe. Chimpún.

   

Thor Ragnarok (o la peli con más Empotradores de la historia)

El pasado domingo sufrí una de esas torturas que no le deseo ni a mi peor enemigo: la celebración del cumple de mi hijo con sus amiguitos del cole.

Yo le había indicado a mi criatura que, como mucho, me llevaba a 10 niños a Mcdonald´s y al cine. Pues mi retoño debe ser de letras como su madre porque allá que se presentaron QUINCE coleguis. Mira chaval, me cago en la madre que te trajo de Rusia, que soy yo.

Los arrastro a todos al cine. Ojo al caos para pedir las palomitas y los refrescos. Consigo hacerlo todo, soy una campeona. Hala, reventad a carbohidratos, azúcar y gases.

Logro sentarlos a todos, que estaban más histéricos que yo.  Menos mal que a la hora de elegir la peli no di opción: “Thor Ragnarok”. Bien de superhéroes guapérrimos y bien de hostias.

Mamá, ¿pero a las niñas les gustará Thor?

Pues claro, hijo mío, y a quién no.

No quiero yo hacer mucho spoiler, queridas, así que me voy a limitar a enumerar la cantidad de buenorros que salen en la peli. Porque soy buena gente y no quiero que sufráis. Empieza a hacer fresqui, tenéis que llevar a la prole al cine y pa qué zamparse el coñazo de  la peli de “Lego”  cuando podemos alegrarnos la vida disimuladamente a costa de nuestra descendencia.

Así de entrada sale Thor, que para eso es su peli, con esos brazos y esos dientes y ese todo. Un bestia. Un salvaje. Un vikingo superheróico. Al cabo de cinco minutos aparece en escena su hermano Loki. Ese Tom Hiddleston que es todo elegancia british y morbo. Encima ahora no es un personaje ni bueno ni malo, que es lo que nos mola, que nos mareen. Ni sí ni no. Ni blanco ni negro. Un gustazo, oye.

 

Cuando yo ya estaba extasiada perdida pensando que tampoco esto de los cumpleaños era tan mierder, ZASCA, sale de la nada el Dr. Strange: Benedict Cumberbatch con sus manos perfectas, su voz perfecta y esa capa roja bajo la que me fliparía perderme.

Llevamos tres razones para ver la peli, TRES. Y no estamos ni en el minuto treinta.

Thor, por razones que no vienen al caso, llega a un lugar y allí aparece ¡TACHÁN! Hulk, que os recuerdo que es Mark Ruffalo. Toma, toma y toma. Llevamos CUATRO. Encima para mí, que soy una friki del rollo superheróico, esa ambivalencia del gigante verde mezclado con científico sensible me deja totalmente anonadada. Ah, y sale en paños menores. Bua.

Al principio de la peli, Thor llama como los locos a Heimdall (Idris Elba para las amiguis) porque quiere que le devuelva a su planeta, pero el bigardo que no aparece ni a la de tres. Pensé yo que quizás habían prescindido de mi Empotrador favorito porque el nivelazo machuno ya era demasié y además mi Idris anda liadísimo perdiéndose por las montañas con Kate Winslet (la muy perra). Pero ay, ay, ay, que, de repente, contra todo pronóstico, aparece Heimdall con los pelos largos rollo rasta (que normalmente me echan patrás pero a él se lo perdono todo), y con un modelo de camiseta primitiva sin mangas que es para volverse muy loqui. Cómo lucha, cómo salva a las gentes, qué lentillas amarillas más maravillosas.

A punto de aplaudir estuve, pero me contuve la mar de bien.

Y bueno, que la mala es Kate Blanchett que es una de mis actrices favoritas, la música es estupenda y te partes de la risa, aunque eso en este caso es lo de menos. Lo de más, queridas, es que ya estáis comprando las entradas para ver a este ramillete de bestias en movimiento. Que conste que Marvel ni me paga ni nada.

Y ya podían hacerlo, pero en carne superheróica, coñe.

 

Los (otros) 10 tíos más empotradores de la Tierra.

Los (otros) diez tíos más empotradores de la Tierra

Amiguis todas, soy consciente de lo que supone este momento porque a mí me pasa lo mismo. Los Empotradores NOS DAN LA VIDA y llevamos ya tiempo esperando este artículo. Perdonad por la tardanza pero es que la cosa tiene su qué: ser objetiva no es fácil cuando tienes delante veinte fotos de tíos sobre los que te tirarías salvajemente y sin ningún miramiento. Pero ya está. Mi lista de los (otros) diez tíos más empotradores de la Tierra son:

10. Gabriel Macht: no es un Empotrador desmelenado ni guarro de esos que normalmente nos gustan, pero OJO A SU SONRISA, a la mirada de golfillo. Si no has tenido la oportunidad, por favor, pega un repasito a su filmografía. Salió en la primera temporada de “Sexo en Nueva York”, yo me enamoré de él en la peli “Porque lo digo yo” y últimamente babeo en la serie “Suits”, que no puede ser más mala pero él todo lo vale.

gabriel-macht

9. Clive Standen: aquí ya empezamos con los clásicos, los cochinos, esos que te insertan en el alicatado sin ningún tipo de problema. Este Rollo de “Vikings” es perverso, es guarro Y NOS ENCANTA. Queremos ser vikingas, YA.

clive-standen

8. Josh Holloway: yo con este hombre he pasado por todas las sensaciones posibles. En “Perdidos” primero me daba repelús, luego me cayó bien y acabó que quería que me mordiera cada centímetro de mi body. Es un bestia. MUÉRDEME.

josh-holloway

7. Henry Cavill: te he de decir, querido Henry, que tiene mucho mérito que tú estés en mi lista. Yo, que soy una loqui de los superhéroes y que tengo CLARÍSIMO que JAMÁS habrá un Supermán ni remotamente parecido a mi amado Christopher Reeve, te coloco aquí, en séptimo lugar. Me ha costado, he tenido que abstraerme MUCHO pero he decidido que te lo mereces. No solo estás tremendísimo (característica que no te convierte, de por sí, en Empotrador) sino que, con la edad, vas ganando en morbillo y mirada de guarrete. Además, tengamos en cuenta que tú no empotras, tú SUPEREMPOTRAS.

henry-cavill

6. David Gandy: me parecía DEMASIADO guapo pero, tras arduas deliberaciones y unos días de sacrificio inconmensurable viendo vídeos y fotos del majo de David, algunas de las cuales reproduzco a continuación, no me ha quedado más remedio que colocarlo en el número 6. David, la madre que te parió, CÓMO ESTÁS.

danid-gandy2

david-gandy

david-gandy-3

5. Hugh Jackman: él, al contrario que Henry, partía con ventaja. Él es el mejor Lobezno del planeta. Hugh está tremendo, Lobezno es un animal… Tenía todas las de ganar. Este igual, al empotrarte, te mata. Pero qué más da…

hugh-jackman

4. Ryan Gosling: que sí, que ya le dediqué un post para él solito pero muchas me lo habéis pedido y, caris, yo por Ryan, MATO. No solo quiero que este hombre me posea hasta la extenuación, quiero que me pida matrimonio Y POR LA IGLESIA. Así que lo coloco en cuarto lugar por hacer algo porque de aquí en adelante ya se me amontonan los Empotradores y no podría elegir entre ninguno de ellos. No podía elegir una sola imagen de Ryan…

ryan

ryan2

ryan3

3. Jon Manganiello: vamos a ver, vamos a ver… Otro que fijo, si te pilla, te lesiona. Aunque mira la Vergara que estupenda está y no lleva nada escayolado. Este hombre es un brutaco, Y LO SABE.

  mang

mang2

2. Travis Fimmel: amigas, amigaaaaaaaas, este es el momento que estábamos esperando. Vale, admito que me costó, otro trabajo pesado: zamparme unos cuantos capítulos de “Vikings” hasta convencerme (que tampoco me costó mucho) de que Ragnar es un ser de lo más Empotrador. Momento crucial ese en el que, junto con su mujer, le propone  A UN CURA hacerse un trío. Eres un gorrino y un bárbaro, Ragnar y por ello tienes este merecido segundo puesto.

ragnar

  1. Jason Momoa: no es tongo, nooooooo. Ya sé que lo coloqué en el primer lugar en mi anterior ranking, pero amadas mías, entendedme, yo no le puedo dar la medalla de oro en la categoría de “Empotreitor” a nadie que no sea mi Jason. Mi objetividad tiene un límite, espero que lo entendáis. Mirad cómo me sonríe, por Dios…

jason2

Y después de este empacho de monumentos, me preparo para escribir algo sobre la vida de Santa Teresa o los textos de San Juan de la Cruz. Para compensar y tal…

Los diez tíos más empotradores del planeta.

Los diez tíos mas empotradores del planeta.

Empotrador: dícese de aquella persona de género masculino, cuya visión te provoca bajada inmediata de bragas, temblor de piernas, cachondismo exacerbado y unas ganas locas de gritar ¡ PERO EMPÓTRAME YA, TE LO PIDO POR FAVOR!

Aclarado el concepto, vemos que sigue siendo muy subjetivo porque, aunque los efectos no son discutibles, sí lo son los señores susceptibles de provocarlos. Aún así, yo me he liado la manta a la cabeza y me he aventurado a listar los que yo considero los diez tíos más empotradores de la pantalla.

En el número 10 tenemos a John Corbett. Este señor que tardó en empotrar a Carrie pero cuando lo hizo, la dejó loca. Es un Empotrador discreto y elegante. Cuando menos te lo esperas, ZASCA.

image
En el número 9, el Empotrador patrio: Quim Gutiérrez. Tiene pinta de listo, de despistao y de saber encontrarte zonas erógenas que tú ni conocías. Y se chupa el dedo, no digo más. image
En el número 8, Channing Tatum. Lo reconozco, el 95% del cachondismo que me provoca esta preciosa criatura tiene que ver con su talento bailarín. ¿PERO LE HABÉIS VISTO EN MAGIC MIKE? Se dice, se comenta, que en sus tiernas juventudes fue Stripper. Oye, que no seré yo la que desee que le vaya mal en el cine y tenga que volver a las andadas. Pero, por si acaso, ya te digo yo, Channing, que dólares en el tanga no te iban a faltar, así tenga que rehipotecar mi queli.
image  

Llega el 7, señoras. Es el Classic Empotrator, Russel Crowe. Él sigue en el ranking, en gran parte gracias a Gladiator que era tan buena persona como fucker. Una bestia parda australiana. Este de sutil, POCO.

image

En el sexto puesto, Adam Levine. El cantante de Maroon 5 tiene una cara de cerdo que no puede con ella. Esos tatoos, esos oblicuos, esa mirada de depravado. Gloria Bendita, oigan.

image

Con el número 5 llega el mejor Batman de todos los tiempos del mundo mundial: Christian Bale. Aparte de ser un actor espectacular, está bueno que no es ni medio normal. Y es listo. Y si es listo de verdad, ES GUARRO. Y si es guarro, te agarra del pescuezo y te empotra contra el alicatado. Y eso nos gusta. MUCHO.

image

En el número 4 uno que sí que tiene que ser cochino, cochino. Tom Hardy, otro actorazo. Esos morros, esa caída de ojos, ese rollo misterioso que tienen los que te pillan por suprise, te follan viva y luego no dicen ni mú. NI FALTA QUE HACE.

image  

No sabemos si Michael Fassbender ocuparía el número 3 de no ser por Shame. Para empezar, le vimos el pene, o mejor dicho, EL PENE. Luego se tiraba a unas cuantas por todo Nueva York. No nos deja mucho a la imaginación y siempre va bien saber con lo que te vas a encontrar.

image  

Desde que vi «300» quiero ser espartana, o espartera, o lagarterana, o algo. Gerard Butler ocupa el puesto número 2 por su pinta de bruto, por esos ojos, porque es un escocés con pinta de beberse 56 pintas de cerveza y aún así, reventarte luego a polvos. Gerard tiene unos 45 palos, ha follado de lo lindo. Sabe lo que se hace y queremos que nos lo haga. YA.

image  

Y en el número 1, como no podía ser menos, el animal más salvaje de la faz de la tierra: JASON MOMOA. Lo tiene TODO: está bueno, es enorme, nos consta que tiene un rabo descomunal (así lo dijo la Madre de Dragones, que nunca miente). Esas melenas, esos brazacos, esa mezcla de hawaiano, alemán y no sé cuantas nacionalidades más, esa dentadura y ESA ACTITUD. Porque en el empotrador, la actitud lo es todo. El empotrador se sabe empotrador, sabe que, ante él, solo puedes pensar en que te empale viva. Sea Kharl Drogo, Conan o cualquier otro personaje asalvajao, queremos que nos hagas tuya, Jason. Sin más dilación.

image   Ahora creo que con diez me he quedado corta y quizás tenga que hacer una segunda parte dedicada a los Empotreitors. Se aceptan sugerencias, queridas amigas.