Skip to main content

Etiqueta: reyes magos

Queridos Reyes Majos del 2017…

Queridos Reyes Majos, antes meterme en faena quiero comentaros lo rápido que pasa el tiempo. Parece que fue ayer cuando os escribí mi carta del 2016 y ha pasado ya un año. MUY FUERTE.

Lo primero, hablemos un poco sobre mis regalos del año pasado, que eran básicamente:

TENER SEXO DEL BUENO.

Pues hijos míos, no me habéis traído ni del bueno, ni del malo. Ni tíos guarros guarrísimos, ni limpios limpísimos. Vuestras razones tendréis.

PERDER TRES KILOS.

Ahí siguen y juraría que les acompañan un par más. Es verdad que no me he portado bien en lo que se refiere al zampar y que tampoco le he dado mucho al deporte, pero la intención era que lo consiguierais a base de VUESTRA magia, no de MI sacrificio.

Lo más importate: os pedí que mi amiga se divorciara del del hijo de la gr******** p***, pedazo de c****.

Y LO HA HECHO. ALELUYA. GRACIAS. GLORIA AL CIELO.

Por lo demás, mis hijos siguen con sus notas de mierda y mi mejor amigo aún vive en Pernambuco. Repito peticiones, a ver si este año caen.

Os pedí inspiración y talento para escribir, y ovarios para seguir yendo contra corriente.

Lo del talento es MUY discutible, pero oye que entre mis amiguis y lo raro que está el mundo, tengo inspiración para dar y regalar.  Y nado contra la corriente, contra el viento, contra la marea y contra lo que haga falta. GRACIAS.

Reyes Majos de mis amores, ni siguiera me atreví a pedíroslo, pero os cuento que he escrito un libro, que se llama “ALGÚN DÍA no es un día de la semana”, que a mí me gusta mucho y que el 14 de febrero estará en las estanterías de los apellidos que empiezan por “A”. Sí, en San Valentín, porque es un libro para los enamorados, PERO DE SÍ MISMOS, que deberíamos ser todos.

Por favor, haced que les guste a los lectores, que firme en muchos sitios. Quiero ver las caras de estos seres tan majos que me saludan a través de la pantalla.

Para ahorrar tiempo y tinta podéis apuntar para todos los años venideros lo de escribir un libro, y una obra de teatro, y una serie, y una peli. Y varias canciones. Ah, también quiero ser columnista en alguna revista, o en un diario. O en una revista y un diario. Sois magos, sacad tiempo de donde no lo hay.

Sigo queriendo perder los kilos sobrantes y os cambio lo del sexo por unos buenos morreos, de esos que marean, que tienen el ritmo adecuado, que te dejan la barbilla desollada. 

Os comento que me haría MUCHÍSIMA ilusión conocer a Milena Busquets, soy MUY fans. Y a Elvira Lindo. Y a Benedict Cumberbatch, para ver esas manos de cerca y escuchar esa voz en directo.

Mandadme de viaje a Londres, a Nueva York POR SUPUESTO, a Escocia, a París y a Méjico.

Compradme entradas para los conciertos de Vanesa Martín,  Emelí Sandé,  Ana Carolina,  Mi Amiga y  Mi Cantante.

Organizadme, por favor os lo pido, más cenas con los compis del cole.

He llegado a una edad en la que me gusta que mi pasado forme parte de mi presente. Quiero recordar quién fui para entender lo que soy. ME ENCANTA estar con esos que me conocen de verdad, porque entonces no había filtros. Porque nunca pasaré con nadie tanto tiempo como pasé con ellos. Porque, con mis amiguis de las monjas, vuelvo a tener catorce años. O diez. O cinco.

Dadme risas de las de no poder parar, de las de dolor de barriga y chorrito de pis. 

Llevadme al karaoke y, por favor, nunca me devolváis la vergüenza que perdí allá por el 92.

Voy acabando, queridos Majos, que yo lo de los límites nunca lo tuve muy claro. Solo una última cosa: proveedme de primeras veces, de ilusión, de ganas.

Y de salud.

Y de muchos cosméticos.

Y de calma, sosiego, momentos zen.

Y de bailes con música de los 80.

Y de…

Vale, ya paro.

Carta a los Reyes Majos.

carta a los reyes majos

Que sí, que ya lo sé, que ya no da tiempo a enviarla y que a mi edad esto es una chorrada del quince, pero es que se me ha ocurrido que pedir lo que uno quiere sin dar nada a cambio MOLA MUCHO. Los adultos hemos cambiado los deseos por los propósitos y eso supone que hay que poner de nuestra parte, que hay que currárselo. Y oye, a estas alturas, algo gratis estaría MUY BIEN. Dicho esto…

Queridos Reyes Majos:

Este año quiero sexo. Pero del bueno.

Quiero pasarlo bien sin sentirme utilizada ni utilizar a nadie. Quiero conocer a uno, dos, tres o cincuenta tíos simpáticos, buenorros, buena gente y que lo den todo en la cama. Que no me mareen, por el amor de Dios. Que no mientan, no es necesario. Que tengan conversación, que les guste el cine, la música. Han de ser limpios, limpísimos y guarros, guarrísimos. Que no les asuste mi edad, mi maternidad, mi cara de mala hostia. Que les guste encima y debajo pero no se sientan superiores o inferiores. Que me maten a polvos y a risas. Que den besos de esos (de los que marean).

Carta a los Reyes Majos

Quiero perder tres kilos.

Ya he dicho que estoy harta de propósitos y vosotros sois magos, así que no dejo ni el Cola Cao ni las galletas. NO os equivoquéis, dos de esos tres kilos se me han concentrado en brazos y lomo, consecuencia de esta perimenopausia de mierda. Quitadlos de ahí, por favor, las tetas que se queden como están. NUNCA hay suficiente pechamen. Bien pensado, os pongo una fotico de cómo quiero que me dejéis.

Carta a los Reyes Majos

Hablando de menopausia:

O elimináis la regla o los sofocos.

Las dos cosas es un poco TOO MUCH. A vuestra elección, queridos.

Carta a los Reyes Majos

Por favor, que mi amiga se divorcie del melón de su marido de una puta vez.

Ya solo me queda este conjuro mágico y el vudú. Así que vosotros mismos: o por las buenas, o empiezo a clavar agujas en los cojones del muñeco.

Ya es hora de que mi amigo del alma vuelva a vivir en España.

Complicado por el curro, ya. Acaba de mudarse, ya. Está jodido, ya. Pero insisto, sois magos. Curráoslo un poco.

carta a los reyes majos

Os pido que mi día tenga 35 horas.

Para hacer las 5.000 cosas que me gustan:  leer, escribir, ver pelis y series, pasear, ir a cursos variopintos, hacer deporte y rascarme el toto de vez en cuando.

Haced que mis hijos saquen buenas notas en algo que no sea deporte o dibujo.

Y sobretodo, que siempre quieran que me meta en su cama para hablar de delfines, de los Minions, de Darth Vader… Que sigan descojonados, que nos queramos siempre así de bien.

Carta a los Reyes Majos

Dadme más inspiración y talento para escribir y ovarios para seguir yendo contra corriente.

Quiero ser la Alicia Florrick de la escritura. Vamos, básicamente quiero ser ella y punto, pero por muy magos que seáis, está jodido que me convirtáis en personaje de serie. Así que con dotarme de inteligencia, sensibilidad, valentía, generosidad y ese sinfín de características que me flipan de la Florrick, me doy por satisfecha.

Carta a los Reyes Majos

Y hasta aquí mis peticiones, de lo más sencillas y banales. Me he portado bien, haced lo mismo conmigo, POR FAVOR. Y vosotras ¿Les habéis pedido algo a los Reyes Majos?